Hace una semana, en uno de los blogtellones que hacemos los viernes en la oficina, conocí al grupo de improveverywhere, un equipo de agentes que llevan a cabo misiones en Nueva York con el objetivo de “crear escenas de caos y diversión en lugares público”. En su web (http://improveverywhere.com/) pueden verse algunos vídeos de sus acciones.

El estilo de sus misiones ha servido de inspiración a muchas otras ciudades agrupadas en la red de Urban Pranksters donde pueden seguirse las convocatorias de ciudades como Bilbao, que convocó su primera escena bajo el nombre de flashmobida (tal cual).

Difundida a través de las redes sociales como Facebook o Couchsurfing, la flashmobida tuvo lugar en Abando el sábado a las 4,30, la hora de la siesta. Y como era la hora de la siesta pues no había prácticamente nadie, no sólo por los asistentes (que casi había tantos como cámaras), sino por la gente que suele pasar por la estación de trenes. Parecía como si lo que se quiesiera fuera no molestar…

El caso es que un poco antes de la hora salíamos de la estación de metro y buscábamos alguna señal que nos indicara dónde ocurriría todo, pero no había nada parecido. Eso sí, no fue muy difícil dar con la gente (ya he dicho que eran las 4,30…) y en la puerta de la estación nos entregaron las instrucciones. Así nos enteramos no sólo de lo que íbamos a hacer sino también de que la flashmobida formaba parte del Festival de las Letras (que tampoco conocía) y que también participaba la hó!.

Cuando consiguieron organizar a la gente para que entrara a la estación de Abando y subiera al vestíbulo ya eran casi las 4,45. Al poco tiempo sonó un silbato (que a mí me dio un poco de mal rollo, algo así como de policía o de clase de gimnasia del colegio) y se organizó la cadena de palabras. Tres o cuatro minutos después todo había acabado.

La sensación que me quedó fue algo decepcionante porque tenía muchas ganas de poder participar en algo semejante a lo que veía en la web de improveverywhere, pero la flashmobida olía a evento para foto, o mejor dicho, para vídeo por eso de leer las palabras en alto. Es genial que se documente en foto y vídeo lo que ocurra, y que aparezcan medios de comunicación y todo eso, pero es mucho mejor que los que acuden sean más “agentes” y menos espectadores.

También creía que había surgido de una forma más espontánea, por amor al cachondeo y a utilizar el espacio público de otra manera a la establecida, pero no, era más complicado que eso (un festival, un espacio…). Además la acción en sí tampoco me entusiasmó, creía que iba a ser algo más cañero, más impactante, pero lo que hicimos, a parte de un momento de gritos y confusión que fue divertido, no se entendió nada. Hasta el guardia de seguridad me dijo que estaba decepcionado porque esperaba más gente y mucho más jaleo, y lo decía de verdad…

Por lo que pude oír parece que habrá más flashmobidas o escenas en lugares públicos, a ver si esta vez no nos asusta la gente y pasamos de la hora de la siesta. Yo creo que iré.

Leave a Reply

XHTML: You can use these tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>