En un mes han aparecido anunciados dos cursos sobre blogs dirigidos a profesionales de la información, uno organizado por Anabad Galicia y otro organizado por Sedic.

Ambos cursos orientan el uso del blog en el entorno de internet, es decir, se centran en las aportaciones de esta herramienta a la comunicación y la creación de comunidades ‘profesionales’ o con intereses comunes.

Sin embargo, existe otra utilidad de los blogs en el entorno profesional. El blog como herramienta de seguimiento y de control de procesos a largo plazo, como por ejemplo, una auditoría documental. El blog permite ir anotando los pasos realizados y categorizarlos mediante etiquetas que representen etapas. De esta forma, al final del proceso, podemos reconstruir todos los pasos dados siguiendo un orden cronológico y una agrupación temática que nos darán las categorías. Antes utilizaba un documento de word, al que llamaba ‘Memoria’, que actualizaba semanalmente para tener siempre una visión de conjunto de lo realizado hasta el momento. Ahora lo anoto todo en el blog que tengo instalado en local y cuando quiero ver ‘de dónde vengo’, basta con seleccionar una categoría.

Las categorías también me sirven como puntos de acceso a documentos electrónicos que necesito consultar, como por ejemplo los de legislación. De esta forma, el blog me sirve de un ‘falso’ gestor de biblioteca digital. Aunque este aspecto es muy pobre porque no podemos hacer grandes combinaciones entre las categorías.

Por otro lado, la sección de blogroll me permite disponer en la misma interficie web los enlaces al resto de herramientas que uso a diario, y de los enlaces a todos los sitios web corporativos de la organización.

Evidentemente, el blog por si sólo no basta para realizar el seguimiento de un proceso así porque recoge acciones pasadas pero no futuras, y éstas son vitales en la planificación. Asimismo, se necesitan bases de datos en las que recoger información de manera estructurada, y eso no lo podemos hacer con los post de un blog.

Para mí, la herramienta perfecta sería una parecida a un blog que incorporará un módulo de gestión de bases de datos, algo así como un phpmyadmin, y otro de gestión de proyectos para introducir hitos, tareas y disponer de un cronograma.

Hasta que eso exista, me las apaño con el blog. Tengo a mano todos los enlaces e información necesarias para mi trabajo, me gusta trabajar en un entorno web y si alguien tuviera que sistituirme no tendría más que leer el blog y consultar el cronograma para ubicarse en poco tiempo.

One Response to “Bloggear para currar”

  1. Tengo que reconocer que hasta hace poco no he empezado con el tema de los Blogs.
    Sí, aquí dónde me ves me resistía a aceptarlos… HASTA QUE me caió del cielo (yo, pobre como siempre) una oferta para montar uno.
    Ahora comprendo que un blog no tiene porque ser un patrón repetido (en cuanto a aspecto) sin carácter propio dónde fluyen las chorradas varias que a sólo los morbosos interesan cómo pueden ser los de msn o compañía, sinó que, además del excelentísimo valor de contenido, también pueden tener un diseño propio.
    La idea de trabajar en equipo o individualmente teniendo cómo eje central esta herramienta me parece genial, esa “colección” de enlaces que tanto perseguías 😉 ¿Cuántos jaquecas hubiésemos ahorrado en la Facultad con ésto? ¿Cómo no lo usamos antes?
    La facultad es sólo el primer paso… a qué esperamos?
    Por otro lado, a nivel de pericia informática, el blog és mucho más fácil de implementar que, por ejemplo, un wiki y para nada se le asemaja a montar un sitio web.

    Adelante con el tuyo, yo seguiré a la escucha 😉
    B.

    Reply

Leave a Reply

XHTML: You can use these tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>