Casi tres meses después del seminario los recuerdos se decantan y sólo permanecen los temas que de un modo u otro me resultaron interesantes. La libreta ayuda a refrescar la memoria pero el contenido es semejante, sólo anotaciones de lo que me llamó la atención.

Cartografía con flow >>

La elección de un tema como objeto de trabajo y la capacidad de acotarlo está directamente relacionada con su capacidad de impacto. El flow de un trabajo determina la claridad del mensaje comunicado. La indefinición derivada del “todo vale” hace que los esfuerzos se diluyan y el resultado pierda fuerza. Dentro de los proyectos presentados durante el seminario pudieron verse experiencias que lograban construir un discurso consistente y generar nuevas reflexiones sobre temas y espacios conocidos, mientras que otros se quedaban en buenas intenciones sin dirección definida.

Cuando Nancy Hamad y Mansour Azziz presentaron su proyecto de Solidarity Maps, alguién preguntó que por qué no habían incluido más datos en el mapa además del registro de la intensidad de bombardeos sobre el Líbano. Su respuesta fue clara: querían concentrar todos sus esfuerzos en el objetivo principal de su mensaje para que la transmisión de la información fuera clara y directa. El resultado es un grupo de mapas de lectura inmediata que transmiten la información recopilada de manera extremadamente eficaz. Otras experiencias como la de Mapastur aparecían desinfladas por la falta de una intención más definida y convertida en un totum revolutum donde los datos no logran convertirse en información.

En cierta manera, la diferencia entre ambos proyectos viene determinada por la naturaleza de las fuentes utilizadas y las herramientas para dar forma a los datos. Mientras que Solidarity Maps era un proyecto liderado claramente por un equipo de personas que contaban con una red de colaboradores que les ayudaban a conseguir los datos para eleborar sus mapas, Mapastur es una iniciativa de participación ciudadana donde cualquier persona puede añadir datos a una plataforma construida sobre googlemaps. La única pauta que relaciona la participación son las categorías que ofrece la plataforma: delitos, playas, radares, conciertos, gasolineras y puntos negros. Un refrito de conceptos que no ayuda a aglutinar la energía y la predisposición de la gente que participa porque el único fin es que el mapa se llene de marcadores impidiendo que el resultado se convierta en referente de nada en concreto.

La existencia de un hilo conductor, una misma filosofía o visión, que guíe el desarrollo de un proyecto es lo que le otorga consistencia y relevancia independientemente de su complejidad. El colectivo Rotorrr, representado por Vahida Ramujkic, mostró algunos de sus proyectos de cartografías en el Poble Nou de Barcelona. Estos proyectos aglutinan múltiples aspectos que tienen lugar en una misma zona pero interpretados bajo una idea común, en este caso la imagen del territorio como zona de exploración y la identificación de espacios y elementos que inciden en la transformación del lugar. Trabajos como los de Poble Now, Safari co. o Alt_terrats, incorporán además la dinámica del movimiento en su producción. Más allá de las derivas o las exploraciones realizadas en la zona, los integrantes de Rotorrr trepan, escalan, construyen y se relaciona de una forma más extrema con el paisaje sobre el que reflexionan y modifican sobreponiendo una nueva imagen a los espacios en uso, abandonados o en construcción, y crean una forma distinta de mirar y leer el espacio.

Visualizaciones cartográficas >>


En otros casos la cartografía de un lugar se construye sin moverse del sitio. Es el caso del proyecto Cartografiando Gaza, el resultado de un taller de invierno realizado por hackitectura en la Universidad de Alicante. La fascinación que se percibía por Gaza a lo largo del seminario quizás venga dada por la idea de que este pequeño territorio es un nuevo laboratorio de ideas de urbanismo contemporáneo. El protagonismo del territorio en el conflicto político árabe-israelí sea probablemente la causa de tanta experimentación con las infraestructuras y los recursos, bien sea para ejercer un mayor control por parte del poder israelí o para encontrar la manera de burlarlo por parte de la población palestina. El resultado del taller de Cartografiando Gaza es un conjunto de visualizaciones que muestran las condiciones de vida de la población en Gaza utilizando códigos cartográficos para representar una información que va más allá de los datos relacionándolos con su incidencia social, como los túneles construidos para el tráfico de mercancias y personas (son información hipotética construída mediante un cálculo probabilístico en función de determinados parámetros como la cercanía al mar, las fronteras, etc.) o la interpretación del territorio a través de isocronas, es decir, la distancia medida en tiempo sobre la que influyen los obstáculos como puntos de control o accesos cerrados para dirigirse a otro lugar.

in-the-air_arte-digital_nerea-calvillo_espana_muestra-central_bajaLas visualizaciones de datos que incluyen nuevos parámetros permiten obtener distintas lecturas sobre la realidad que pretenden representar los datos originales. Al igual que los mapas de isocronas del proyecto anterior, la propuesta In the air, presentada por Nerea Calvillo, ofrece la posibilidad de reinterpretar los datos públicos relativos a la calidad del aire en Madrid. A través de la programación, los datos de las estaciones medioambientales se combinan con otros indicadores temporales que nos informan sobre el impacto en la contaminación que tienen ciertas actividades en puntos concretos de una ciudad como un acontecimiento deportivo, una manifestación o la hora punta de un día laborable.

In the air cuestiona la utilidad de las medias y reinvidica el desarrollo de herramientas de visualizacion personalizables en las que los datos aparecen desagregados y pueden ser combinados en función de distintos intereses.

imagen de la presentación de Ergosfera sobre su estudio de McDonald'sPero no siempre es necesario la utilización de un software para combinar distintos parámetros que nos permitan ver nuestro entorno de otra forma. Las visualizaciones también pueden crearse a través de la yuxtaposición de imágenes de la cotidianidad de la ciudad y su vinculación con otras interpretaciones conceptuales para generar un nuevo discurso. Bajo el título de Otras referencias: distorsiones en torno a lo público y lo privado,  Ergosfera, un colectivo gallego de arquitectos, presentó un conjunto de proyectos en los que se hacía patente uno de los objetivos de su actividad:

reflexionar de forma crítica, escéptica y desprejuiciada sobre los temas urbanos y arquitectónicos de interés en el mundo contemporáneo, tanto desde el punto de vista disciplinar como, y sobre todo, desde posiciones más cercanas a la realidad ciudadana, intentando crear un nuevo modus operandi arquitectónico basado en la reflexión sobre la ciudad desde nuestra condición primera de ciudadanos


Y lo cierto es que un poco de actitud desacomplejada con ciertos temas no le vino nada mal al seminario. La investigación realizada sobre la cadena McDonal’s como espacio distorsionado donde tienen lugar actividades impensables en otros espacios públicos, o la recopilación de espacios periféricos en los que la reapropiación ciudadana para otros usos que los planificados confieren una nueva identidad a estos lugares, planteaban el debate sobre la capacidad de la arquitectura y el urbanismo para diseñar espacios capaces de generar dinámicas de causalidad ciudadana que desdibujen las fronteras entre lo público y lo privado.

La cartografía inocente >>


La capacidad de empoderamiento social que tiene el desarrollo de visualizaciones cartográficas toma otra dimensión cuando entra en juego la participación ciudadana, aunque siempre que pienso en proyectos de participación ciudadana me venga a la cabeza el libro de Barley:

Popularmente se supone que los africanos rebosan sabiduría indígena y conocimientos ancestrales sobre plantas y animales. … Lo cierto era que los dowayos sabían menos de los animales de la estepa africana que yo. Al igual que la mayoría de los africanos, creían que los camaleones eran venenosos y me aseguraron que las cobras eran inofensivas.

Nigel Barley, El antropólogo inocente

La idea de que la persona que habita en un territorio es la que más conoce de él es la misma ilusión de la que habla Barley por lo que la participación per se, sin más trabajo previo con las personas que participan sólo puede dar resultados interesantes de pura casualidad. Es una de las razones por las que me muestro tan susceptible a los proyectos que empiezan la lista de atributos con lo de participación ciudadana. Por otra parte, sí que creo en la importancia que tiene involucrar a las personas a las que les atañe de alguna manera una investigación o intervención, pero siempre que exista un trabajo previo con ellas que las convierta en sujetos activos del proyecto y que los resultados obtenidos puedan concretarse o llevarse a cabo de alguna manera.

presentación del proyecto otramalaga en gijón

El proyecto de Cartografía Otramálaga parte del deseo de cartografiar Málaga desde el punto de vista de los colectivos sociales para ubicar sus actividades sobre el territorio, revelar redes de contacto y socializar la información para lanzar nuevas vías de reflexión e investigación (+ información sobre el proyecto). Lo que se presentó en el seminario de Gijón fue un resumen de las distintas técnicas de investigación utilizadas (videoentrevistas, derivas, entrevistas, talleres) y la experiencia del uso de los mapas como herramienta de movilización ciudadana para generar propuestas y transformación social. Sin embargo, lo que era la herramienta de movilización, el mapa, termina convirtiéndose en un fin. La fisicidad del mapa que pasa de mano en mano y desplegamos varias veces hasta ocultarnos detrás del papel es demasiado atractiva. A pesar de que el proyecto de Otramalaga presentó sus resultados tanto a las personas que participaron a través de devoluciones de la experiencia, como a algunos ayuntamientos para que sirviera como ejemplo de experiencia en democracias participativas, y aunque su trabajo pueda servir como referencia para otras iniciativas, no pude ver en ningún momento el efecto transformador a nivel social que tuvo el proyecto.

Otros proyectos participativos como Mapastur o Árboles de Gijón hicieron su presentación acompañados de personas que participaban activamente en la alimentación de los mapas, gesto que dice mucho del papel que otorgan a estas personas, aunque en algún momento dé la sensación de ser más una cuestión de cortesía que de pares.

¿No sería más real que las personas que participan en estos proyectos se apropiaran de ellos y fueran las que hicieran las presentaciones en seminarios como este?

Los contactos que he tenido con proyectos de cartografía y participación ciudadana me han convencido de que la elaboración de mapas como herramienta de reflexión y proyección futura de otras realidades tiene un gran potencial. Pero de nada sirve habilitar una plataforma online o iniciar un proceso de cartografía si no va acompañado de un trabajo continuo con las personas involucradas que las lleven a ser las continuadoras del proyecto. La tangibilización del trabajo en la edición de un mapa puede servir como soporte de socialización pública, sin duda, pero corre el riesgo de ser utilizado como fin del trabajo, especialmente cuando se trabaja con financiación pública (la mayoría de los casos) que debe justificar por anualidades su actividad. La transformación social necesita más tiempo para manifestarse y es difícil de tangibilizar. En otras palabras, no es políticamente rentable.

Por otro lado, existe un contradictorio anhelo de legitimización académica por parte de muchos colectivos que quieren convertirse en una alternativa al sistema. Esto lleva a que gran parte de sus esfuerzos se dirijan a demostrar a este sistema que sus planteamientos están a la misma altura. El sistema que cuestionan se convierte en su público y la ciudadanía en compañía puntual y ¿no debería ser al revés?

>> Primera parte, la académica

>> Segunda parte, las herramientas

2 Responses to “Cartografía Ciudadana, la tercera parte”

  1. […] Leer la tercera parte, las experiencias presentadas Filed under: acontecimientos, estudios culturales Article tags: cartografía social, encuentro cartografía ciudadana, herramientas de trabajo, representación del conocimiento […]

    Reply

  2. […] las entregas por partes: primero la más académica, después la más tecnológica y finalmente la más práctica con los proyectos presentados. Habrá una cuarta, que será sobre el encuentro en general, porque también esa parte me aportó […]

    Reply

Leave a Reply to el principio de incertidumbre » Blog Archive » Cartografía ciudadana, la segunda parte

XHTML: You can use these tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>