Reconozco que me encantan las iniciativas como Loosecubes casi de la misma manera que me frustra no ver nunca a Madrid u otras ciudades cercanas entre las opciones de filtrado. Poco a poco van a apareciendo iniciativas semejantes en la ciudad, espacios multidisciplinares, bien equipados y con opciones de alquiler extremadamente flexibles pero aún está todo muy difuso, desperdigado. Noto en el entorno un interés creciente por estas formas de uso atomizado del espacio de trabajo y de vida, pero el resultado de este interés suele ser casi anecdótico (estudios, prototipos, pruebas…) en fin, rarezas, mejor dicho, un conjunto de rarezas que lentamente van aumentando al calor del cambio socio-económico actual, pero que no llegan a conformar una red en la que su propuesta ganaría más identidad.

A veces parece que este tipo de redes norteamericanas crecen en los árboles, o que alguien aprieta un botón, manda un par de emails y la red se construye y surgen sitios como loosecubes o interhood, una plataforma de diseñadores y desarrolladores web que permite localizar profesionales en áreas cercanas, porque en la era de internet la cercanía sigue siendo importante!

Aún así, no desespero, terminará ocurriendo, en Madrid ahora están pasando muchas cosas. Sin embargo, hasta que ocurra, aquí va una lista de espacios flexibles repartidos por la ciudad:

Garage30 en el barrio de Vallecas, se definen como el primer espacio de co-working de la ciudad. En su blog pueden encontrarse otros espacios de trabajo colaborativos en distintos países.

Hub madrid: en pleno centro y dentro de una red de espacios internacional que casi es una marca relacionada con el emprendizaje y la innovación social.

Estudio banana: en Tetuán, iniciado por dos arquitectos, insisten en el ecosistema de relaciones que se crea entre las personas que trabajan en el espacio y su implicación en proyectos comunes.

Loft to work: en Lavapiés, un espacio situado en una de las zonas más estimulantes de la ciudad, y dirigido a profesionales innovadores y emprendedores creativos (sic)

Utopic_us: más en el centro todavía, en la zona de la plaza mayor, este lugar es un híbrido entre oficina creativa – espacio de eventos – alquiler de espacios.

Dorfland: un espacio vinculado a la escuela de creatividad Zink y dirigido a emprendedores creativos (sic again). Aquí su FB.

Workingspace: en el norte de la ciudad, de nuevo una iniciativa que surge de una pareja de arquitectos**

Beresoft: en Tres Cantos, surgida de una consultora informática.

He de reconocer que algunos me recuerdan demasiado a un portal inmobiliario de alquiler de habitaciones. Me gustan los espacios que se esfuerzan en combinar la flexibilidad del uso con la creación de situaciones que fomenten la colaboración, los que van más allá de “aquí tienes agua, luz, portero e internet” porque eso ya existe desde hace mucho tiempo. Derribar las paredes para convertir en un loft lo que antes eran mini despachos a lo largo de un pasillo no hace que aparezca un lugar de trabajo colaborativo, aleatorio y enriquecedor, hay que dotarles de estilo y de ganas de generar esas situaciones en las que salten chispas.

** me pregunto por qué en esta lista no hay iniciativas de abogados, que llevan años con estas fórmulas…

*** en realidad también me lo respondo…

Leave a Reply

XHTML: You can use these tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>