Esta semana la web ha sufrido una de tantas migarciones. El responsable de terremoto.net se muda a otro espacio conocido, el del cosmonauta, blog que aloja su proyecto profesional Vostok. Las razones arguidas son el trabajo que suponemantener 3 blogs diferentes y la solución encontrada es la centralización de la presencia virtual en un solo blog.

Lo que le ha ocurrido a Javier Cañada no es nuevo para muchos. ¿Cuántos de vosotros tenéis más de dos cuentas de correo web mail en distintos proveedores? La de gmail porque me cabían un montón de mensajes, de yahoo porque fue el primero que encontré
y ahora me sirve para entrar en flickr, de hotmail porque me permitía usar el messenger, la de la universidad porque si no el correo de los profesores me toma por spam, la del banco porque creen que necesitamos más cuentas de correo ¿para que nos piden nuestro e-mail al darnos de alta?… creo que todavía me dejo alguna que otra relacionada con algún alojamiento y dominio contratado anteriormente…

A esta dispersión ciberpostal le podemos añadir la de los distintos servicios ‘web based’ a los que nos suscribimos: flickr, después de probar con zoto, google docs (antes writely) después de probar con zoho writer, zoho project después de probar la demo de basecamp, del.icio.us, unos cuantos servicios de almacenamiento de archivos on-line (no los recuerdo…, aaggg, es amnesia digital!)…

Google ha decidido que esto no puede seguir así y no para de agregar servicios a nuestras cuentas de correo, calendario, gestión de fotografías, creación de blogs, creación de documentos, de hojas de cálculo… suma y sigue.

Sin embargo, yo no siento que esto sea integrar servicios sino apilar funcionalidades. Si bien es cierto que facilita el acceso a distintos servicios con una única contraseña, eso no significa que estén ofreciéndonos un sistema en el que podamos agregrar, integrar, los servicios que utilizamos, que nos son útiles, y acaban contribuyend  a esa dispersión digital que se traduce en una esquizofrenía personal plasmada en una pequeña cartulina, de esas pautadas con rayas rojas, con todos los usuarios y contraseñas que he tenido que crear porque, es sabido por todos, utilizar la misma contraseña y usuario contravendría la más básica exigencia de seguridad.

One Response to “Dispersión digital”

  1. […] rauda y veloz de lo que me hubiera gustado, y aprovechando las ventajas de la dispersión digital (esa de tener contraseñas para una pila de servicios), me zambullí en el mudo de las pipes = […]

    Reply

Leave a Reply

XHTML: You can use these tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>