Hace unas semanas leía en Fogonazos una entrada sobre las prácticas de la Stasi de conservar tarros con ”pruebas de olor” para identificar sospechosos. La historia me pareció digna de un museo del terror pero también algo ingenua, tanto tiempo invertido en acumular tan disparatada documentación.

Pues bien, resulta que la ingenua era yo porque la historia parece repetirse en la Alemania actual. Según publica el diario El País la policía alemana ha sido denunciada por tomar muestras de olor de posibles manifestantes contra la cumbre del G8. (lee el artículo completo)

Así que al documento de olor y al documento de prensa le añado el documento cinematográfico de La vida de los otros, para quien quiera ver una pequeña muestra de la atmósfera opresiva que puede generarse de ciertas prácticas informativas.

la vida de los otros

Leave a Reply

XHTML: You can use these tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>