The New Atlantis, revista sobre tecnología y sociedad, se adentra en el mito de la multitarea a través de un completo artículo en el que refleja las distintas investigaciones llevadas a cabo para determinar el impacto que el nuevo entorno hipercinético digital tiene sobre nuestros cerebros.

La hipertextualidad, la inmediatez y la simultaneidad que nos plantean las nuevas tecnologías, especialmente internet, están redefiniendo las reglas de funcionamiento de nuestro cerebro. Desde la idea de noomorfosis digital planteada por Sáez Vacas hasta el temor de Nicholas Carr porque google le esté convirtiendo en un estúpido pasando por la exhibición de capacidades de conocidos blogueros, el artículo de Chistine Rosen no es el primero en tratar el tema pero sí en hacerlo desde una perspectiva más científica que vivencial.

Como afirma el artículo, el ser humano ha sido multitarea desde siempre pero nunca de una forma tan intensa como en nuestros días en los que la capacidad multitarea asociada a la información y comunicación a través de las nuevas tecnologías es una habilidad demandada para muchos perfiles profesionales.

Sin embargo,la práctica de atender el teléfono mientras contestamos un email y seguimos un hilo en twitter y revisamos las alertas de nuestro lector de feeds,  provoca un efecto de cuello de botella y causa estrés.

In 2005, the BBC reported on a research study, funded by Hewlett-Packard and conducted by the Institute of Psychiatry at the University of London, that found, “Workers distracted by e-mail and phone calls suffer a fall in IQ more than twice that found in marijuana smokers.”

One study by researchers at the University of California at Irvine monitored interruptions among office workers; they found that workers took an average of twenty-five minutes to recover from interruptions such as phone calls or answering e-mail and return to their original task.

Además de cuestionar un mito laboral de nuestra era, el artículo también revisa el mito de la multitarea en relación con el aprendizaje.

In one recent study, Russell Poldrack, a psychology professor at the University of California, Los Angeles, found that “multitasking adversely affects how you learn. Even if you learn while multitasking, that learning is less flexible and more specialized, so you cannot retrieve the information as easily.”

Asistimos a una época en la que los planteamientos pedagógicos están siendo reformulados por la aparición de nuevos canales de comunicación y nuevas demandas socioeconómicas. Por otro lado, los informes sobre rendimiento educativo  arrojan resultados preocupantes, tanto que para algunos la generación google, o de nativos digitales, es la ‘generación más estúpida’ (Bauerlein)

Yendo más allá del mundo educativo y centrándonos en el aprendizaje profesional permanente (reciclaje que le llamaban antes) que cada vez tiende más a plantearse a través de internet:

ANCED indica que la oferta de cursos semipresenciales, a distancia y el e-learning, crecieron un 200% en 2007, situándose como los favoritos en cuanto a formación continua para los trabajadores. (Educaweb)

La tendencia de las plataformas de aprendizaje que acogen este tipo de formación es seguir los caminos abiertos por las aplicaciones 2.0, incorporando múltiples funcionalidades de comunicación (foros, chats, email interno, intercambio de archivos, voz, etc) y contenidos cada vez más enriquecidos (vídeo, podcasting, simulación, realidad aumentada…).

Hace poco leía en el Alert Box de Nielsen una referencia sobre el elearning como oxímoron debido a la preferencia del autor por la estructura lineal en los contenidos de aprendizaje. No estoy en absoluto de acuerdo con esta idea pero creo que bajo el comentario de Nielsen subyacía la intuición de que las leyes de la web no acaban de llevarse bien con el aprendizaje porque nuestro cerebro no está preparado para ello (aún…).

“We have to be aware that there is a cost to the way that our society is changing, that humans are not built to work this way. We’re really built to focus. And when we sort of force ourselves to multitask, we’re driving ourselves to perhaps be less efficient in the long run even though it sometimes feels like we’re being more efficient.”

Zemanta Pixie

4 Responses to “El mito de la multitarea y el aprendizaje 2.0”

  1. muy buen resumen del tema y geniales las referencias!

    Reply

  2. gracias! la verdad es que el tema es de lo más interesante, estamos en pleno cambio, renovando nuestro entusiasmo cada vez que se anuncia una nueva generación de aplicaciones web y sin tiempo de asimilar y reflexionar sobre su impacto. somos cobayas!

    por cierto, ayer me acordé de ti leyendo un artículo que igual ya conoces: Investigating the Connection between Usability and Learning Outcomes
    in Online Learning Environments
    . Los resultados dejan clara la importancia de aplicar criterios de usabilidad en materiales y herramientas de aprendizaje on-line donde todavía, en muchos casos, parece que sólo cuentan los contenidos o la metodología de aprendizaje.

    Reply

  3. no lo conocía, tengo que echarle un vistazo. Gracias!

    Reply

  4. […] Vaya mes de trabajo llevo, y aún no he conseguido superar mi naturaleza monotarea. […]

    Reply

Leave a Reply

XHTML: You can use these tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>