Con tanta festividad a principios de noviembre y tantas idas y venidas entre ciudades y jornadas, tenía una interesante lista de post pendientes en mi lector. Uno de ellos, el de Marcos Ros, dedicado a un interesante libro sobre Vigilancia tecnológica e Inteligencia Competitiva, me ha conducido (a través de los ”posibles textos relacionados”), a otra entrada del 2005.

Ésta última, titulada ”la confusión tecnológica llega a las empresas”, hacía referencia a una noticia y, a su vez, a un libro publicado por Alfons Cornella en 1994 (!!). Lo interesante de las conexiones es que planteaban cuestiones y problemas relacionados con la adopción de las tecnologías en las empresas que siguen de rabiosa actualidad.

Después de pasar casi una semana dedicada en exclusiva a las tecnologías y las empresas, el tropezarme con esta entrada del Documentalista Enredado he sufrido un ataque de esos de realidad, de esos que te desaniman al ver que las buenas ideas (e intenciones) no acaban de cuajar… menos mal que la gente insiste y no abandona y sigue escribiendo para convencer a las empresas de lo que las tecnologías, aplicadas con conocimiento, puede hacer por ellas (y sus trabajadores, dicho sea de paso) : “Comunicación empresarial 2.0”

Y para aquel que todavía no se termine de creer lo poco que hemos cambiado, dejo aquí el enlace al blog de Álvaro Cabezas, donde ponen un ejemplo con el e-mail y el rss a la hora de difundir la información.

One Response to “Empresa y tecnología: qué poco hemos cambiado…”

  1. […] me suena a campanadas muy, muy lejanas, al menos en el día a día de la empresa. De vez en cuando me tropiezo con post del pasado y me asusta lo rabisoamente actuales que se mantienen. En este caso, más que asustarme se me […]

    Reply

Leave a Reply

XHTML: You can use these tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>