Hace un tiempo, un amigo ingeniero me explicaba que todos los materiales absorben el sonido, que no hay ninguno absolutamente opaco, y que todos cuentan con una frecuencia crítica, es decir una frecuencia a partir de la cual un material rígido empieza a absorber las ondas incidentes y va adquiriendo elasticidad. Es lo que le ocurrió al puente de San Francisco cuando unas suaves ráfagas de viento incidían sobre él. Encontraron su frecuencia crítica y lo transformaron en plastilina, hasta romperlo.

Sin llegar hasta ese extremo pero provocando el mismo efecto, los White Stripes dieron ayer con la onda de la frecuencia crítica de todo mi yo (cuerpo y alma incluidos) en el concierto más espectacular de todo el festival del Primavera Sound que se celebra este año en Barcelona.

White Stripes en Barcelona 2007

Jack White demostró ser un monstruo con la guitarra, dejándonos atónitos casi en cada canción. Mr. Genious a la guitarra estaba acompañado por Meg White a la bateria y entre los dos llenaban todo el escenario con la complicidad entre ambos. En más de una ocasión tuve la impresión de que se hablaban con los instrumentos cuando a una frase de guitarra de Jack le contestaba la percusión de Meg.

Aunque la guitarra fuera la protagonista de los focos, a mí me entusiasmó la actuación de ella. Una joven menudita, de aspecto lánguido, con la cabeza siempre ladeada y sonriendo cada vez que se producía la complicidad con su compañero. Viéndole la cara y el gesto se hubiera podido pensar que tocaba el arpa, pero no!, a sus brazos el control del contundente ritmo del dúo de Detroit.

Muy alto han dejado el listón para el resto del festival y esto sólo acaba de empezar!

Leave a Reply

XHTML: You can use these tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>