horariosasturias

Llega el verano y con él vuelve el movimiento y los reencuentros con viejos conocidos. En mi caso el movimiento es ir a Asturias y por viejos conocidos de verano me refiero a mis amigos de Alsa. Ah, la movilidad en transporte público! Ese gran aliciente de mis vacaciones…

La última vez que visité Asturias me propuse hacer algo por el pueblín al que suelo ir y colgar los horarios de Alsa en la marquesina del autobús. Nada espectacular, pero al menos significativo. No es que el autobús te lleve muy lejos, calculo que el recorrido no debe de tener más de 3 km, pero te deja en pueblo de al lado, ese que tiene tren y conexiones con las tres ciudades principales . Hasta entonces, las formas de averiguar los horarios del autobús eran de lo más peregrinas:

  • mirar en el escaparate de la tienda-videoclub que hay más o menos cerca de la marquesina.
  • preguntar en el estanco donde sacaban una hoja plastificada de debajo del mostrador como si de contrabando de información se tratara.
  • ir a la oficina de turismo y preguntar. Allí en lugar de una hoja plastificada te mostraban un manojo de lo que parecían tickets del supermercado diciendo que no sabrían indicarte cuál de esos horarios era el correcto.
  • llamar al teléfono de Alsa para que un sistema de navegación por voz te cante los horarios que se muestran en la web.
  • buscar en internet (esta es la opción más difícil en el pueblín, al menos para mí)
  • esperar al autobús y preguntar al conductor.

En el pueblo de arriba, el conectado con el tren, hay horarios de autobuses pegados en la marquesina, pero son del 2004, que como vestigio histórico vale, pero como horario de autobús, nada.

Así que harta de estos niveles de absurdo decidí montar un horario que se leyera mejor que los tickets del supermercado que dan en las taquillas de Alsa, estuviera actualizado y pudiera consultarse en la propia marquesina.

Nada más colgarlos me quedé observando si se cumplían o no y más o menos funcionó. El autobús de las 12:55 apareció, justo 10 minutos después de otro que no aparecía en los horarios de la web de Alsa. La explicación me la dieron horas más tarde, por la noche, cuando comentaba con la gente del pueblo que había puesto unos horarios en la parada del autobús.

-Ah, ¿has sido tú? ¡Pues están mal!

– Pero si los he sacado de internet, esta misma semana.

– Ya, pero es que internet está mal. Ya nos lo dicen el conductor, ¡no te fíes de internet!

Y acto seguido me mostraron un mini tríptico con unos horarios de autobús diferentes.

Han pasado meses desde entonces y no me había sentado a comparar mi versión con la del mini tríptico y la del papel impreso que me dieron en las taquillas de Oviedo, pero aquí estaban, esperándome antes de mi regreso a Asturias para sumarse además al desconcierto veraniego de la web de Alsa que ahora muestra horarios distintos a los consultados en marzo. Desde luego, en cuanto a Alsa y su web se refiere, el comentario terminará por ser cierto y no podré fiarme de internet.

En la imagen final del post he incluido una comparativa de horarios entre las tres fuentes de información para uno de los recorridos, el de Soto del Barco a La Arena. En la imagen podréis comprobar el tipo de inconsistencias que existen entre las diferentes fuentes.

los datos de esta imagen son de marzo de 2010. los datos de la marquesina se obtuvieron de la web de Alsa a través de consultas con su buscador. El horario impreso se obtuvo en las ventanillas de Alsa de la estación de Oviedo. Los horaros corresponden al recorrido de Soto del Barco a La Arena.

El impacto de esta falta de rigor es bastante mayor que las variaciones de minutos entre los  horarios. Una zona como Asturias que intenta revitalizar la economía del territorio con nuevas dinámicas vinculadas en muchos casos al ocio y al turismo, no puede dejar que estos pequeños detalles condicionen las visitas fuera de los núcleos principales. Por otro lado, la población que vive durante todo el año en estas zonas se ve igualmente limitada en su movilidad si no dispone de un vehículo propio. Por último, los concejos que subvencionan estos servicios están desperdiciando el dinero público y contribuyen a que se conviertan en servicios deficitarios por las barreras de uso antes que por la falta de demanda.

One Response to “¡No te fíes de internet! La movilidad terrestre regional entre la web y el papel”

  1. Gracias! Realmente no te haces a la idea de la ayuda que me ha dado esta información :) genial! Muuuuchas gracias!

    Reply

Leave a Reply

XHTML: You can use these tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>