Desayunar un café sólo, largo, en vaso, en una cafetería a media mañana mientras leo el periódico es casi un ritual que llevo practicando desde que tengo edad para tomar café. Antes compraba el periódico casi a diario y acampaba en la cafetería durante una media hora larga. Ahora sustituyo el periódico por un libro o por el teléfono móvil y sólo vuelvo al ritual los fines de semana, cuando los diarios publican reportajes y contenidos más elaborados con las noticias de la semana.


Søndag morgenPara las noticias, para el dato, ya está internet, los diarios on-line, los blogs, twitter y friednfeed, pero para algunos reportajes todavía prefiero a las periodistas. Y eso que parecen tener la profesión comprometida, al menos si continúan entendiéndola como una tarea de filtrado y rebote de noticias.

baldiri

Un amigo periodista me comentaba hace poco, justo antes de que cerraran la publicación para la que trabajaba, que el día en el que se quedaron sin acceso a EFE no sabían donde encontrar el material para publicar. Poco más que alucinante me parecía aquello a estas alturas cuando hay tantas formas de acceder a la información, los datos, y yo las imaginaba plenamente incorporadas a cualquier redacción. Si bien es cierto que el material obtenido a través de una agencia ya viene “deontologizado” profesionalmente (contrastado y esas cosas que distinguen a un periodista del resto de los informadores) y debe suponer un considerable ahorro de tiempo, también es verdad que cada vez resulta más absurdo publicar en papel aquello que lleva horas circulando por la red. Aunque esto no signifique que el periódico en papel vaya a desaparecer mucho me temo que las grandes rotativas van a convertirse en algo más parecido a los terminales de auto-checkin de una compañía aérea.

El mes pasado IDEO publicaba un artículo con su visión futura sobre los periódicos y mostraba un mundo lleno de información a través de realidad aumentada, alimentada y contextualizada por cualquier persona con un dispositivo móvil que pasara por la calle o entrase en una cafetería donde las mesas tendrían una superficie táctil en la que consultar el periódico (o cualquier otro contenido en línea), comentar los contenidos, compartirlos o personalizarlos para componer una versión en papel a medida que se imprimiría en uno de esos terminales de auto-checkin que decía antes.
En su visión aparecen muchos temas interesantes para el futuro del periodismo y que ahora mismo son de gran actualidad:

  • por lo que respecta a la parte tecnológica, por favor, que lleguen esas mesas ya! Parece cuestión de tiempo que las superficies de los objetos diarios se vuelvan puntos de acceso a la información en internet además de convertirse en objetos inteligentes mediante el desarrollo del software embebido o de otras alternativas mucho más divertidas

Hi from Multitouch Barcelona on Vimeo.

  • la personalización del contenido: el blog de vostok anunciaban ayer un nuevo servicio de minube que permite generar guías de viaje a la carta a partir de los contenidos aportados por los usuarios. Tiembla trotamundos! Creo que es una de las líneas de desarrollo más interesantes alrededor de la información social así como un escenario en el que el periodismo podrá redefinirse ofreciendo otros valores en sus productos.
  • el papel de las personas como informadores o el periodismo ciudadano: cuando tantas personas tienen ganas y energías para trabajar como informadores intentar establecer una segunda clase de periodismo se me antoja contraproducente, y no sólo a mí.. Mucho más inteligente me parece aprovechar el impulso y contribuir a que estas personas puedan elaborar mejores informaciones y reseñas. Movimientos como los de YouTube Reporters’ Center , si bien pueden enmascarar otras estrategias de fagocitazación del sistema que legitimen al periodismo tradicional, no deja de ser una reacción diferente en el debate sobre el periodismo de carrera y periodismo ciudadano. Sin embargo, no han sido los primeros, j-learning lleva años ayudando a personas y comunidades a crear su propio medio de comunicación on-line. Otras iniciativas que están surgiendo alrededor del periodismo ciudadano y la crisis del modelo centralista de la agencia de noticias pretende mantener la autoridad editorial de la agencia pero atomizar la distribución a través de múltiples fuentes. Es el caso de IAmNews que ofrece la posibilidad a las editoriales de crear una redacción sin barreras y a los productores de contenidos la opción de ser remunerados por lo que producen. Por ahora la plataforma está en fase de pruebas pero es significativo cómo se construye un nuevo modelo de control y filtrado a partir de la destrucción de otro. Otro ejemplo reciente lo podemos encontrar en Zinface, una red social hecha a medida para recoger las contribuciones de periodistas ciudadanos antes de ser publicadas.

Para terminar este post, un enlace a la fuente del último ejemplo, un proyecto centrado en el periodismo ciudadano y el futuro de los medios de comunicación: http://www.periodismociudadano.com/

Actualización:

Un post-anuncio interesante sobre activismo y periodismo ciudadano utilizando YouTube como herramienta de denuncia, de llamada a la acción o de creación de redes entre movimientos que comparten intereses. Recoge fuentes como:

Leave a Reply

XHTML: You can use these tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>