Ken Robinson & Cia.

¡Qué bueno es que los gurús escriban libros!

¡Qué bueno es que los gurús escriban libros! Así salen de sus países (que suele ser El país) de tournée para dar charlas y promocionar su obra. Gracias a esta nueva economía de las charlas hemos podido tener por aquí cerca a dos pesos pesados como son Richard Florida y Ken Robinson. A ver si sirve de algo…

El primero traía bajo el brazo su última publicación, Who’s your city? en el que mantiene la importancia del lugar para el desarrollo económico y profesional. Algo parecido a lo que escuchaba decir a Alfons Cornella y Antonella Broglia en su último update en Arrasate; esa idea de que las TICs iban a permitir a cualquiera trabajar desde cualquier parte se ha revelado falsa, las ciudades cada vez atraeran a un mayor número de personas y su desarrollo dependerá de lo innovadora que sea la ciudad elegida. En ambas presentaciones se tocaban temas comunes: el talento y las tecnologías. El talento como recurso creativo que provoca el cambio y las tecnologías como acelerador e incentivo de estas transformaciones. Pero ya se sabe, de poco sirve el talento, la creatividad, la innovación, las tecnologías y todas esas palabras maravillosas si cada vez que se intenta hacer algo te encuentras con una desafiante administración que te reta a completar un trámite o hacer algo diferente a lo que se ha hecho hasta ahora. Así que el sistema en el que se enmarque la ciudad también debe de jugar un papel importante a la hora de producir todos esos fuegos artificiales del que hablan estos conferenciantes. Decía Antonella Broglia que el e-government es en realidad i-government limitado únicamente a la digitalización de la información sin atraverse a ir más allá del formulario, y mientras sigamos así me parece a mí que el único talento que realmente va a salir de aquí es el de saber moverse en el sistema esquivando obstáculos, que no deja de ser todo un arte.

Sobre cambios en el sistema, en este caso el educativo, habló Ken Robinson presentando The Element, un libro que, a juzgar por las reseñas que he leído, es un resumen de lo que viene contando desde hace tiempo en sus conferencias: la escuela mata el talento, aniquila la creatividad y nos convierte en lo que la mayoría de nosotros somos cuando terminamos los estudios: más de lo mismo. En los archivos de TED puede verse la charla que dió en 2006 preguntándose si la escuela mataba la creatividad. Altamente recomendable.

 

Post Details