The Blog

Also known as the place I write words.

silly-walks

Mi bida sin ti
tiene faltas de ortografia.
le faltan acentos.
y esta.
llena.
de puntos.

Mentira

Con una mano me agarro la cabeza y con la otra me cojo los pies.

Una gira a la derecha y la otra al revés. Me retuerzo en un bucle intentando escurrir cada gota de recuerdos y así, seca y escurrida, me empiezo a recomponer.

Primero las piernas, luego la tripa, el pecho los hombros el cuello y la cabeza, que no pude retorcer bien.

Tardará más en estar  lista para volver a empaparse de todo lo que dejé de absorber.

escurrirse también mancha

chlore_1024

Entrar en el agua es poner en marcha un panel de mandos infrautilizados a diario por muchos de nosotros. Nosotros, los de las oficinas, los de los ordenadores, los de las contracturas y los estiramientos sin soltar el bolígrafo.

Entrar en el agua te obliga a conectar los sensores de cada un o de tus músculos, a coordinar partes que rara vez mueves conjuntamente en pro de la eficiencia y el ahorro energético. A encontrar tu ritmo, la cadencia del movimiento y el control de la respiración.

Nadar es dificilísimo pero todo el mundo nada. Nadar es salir de tu medio natural y empeñarte en deslizarte elegantemente en el agua. También es golpear el agua con todas tus fuerzas, retar al reloj o no cejar en el empeño de hacer otro largo más. Nadar es recuperar el aliento sin dejar de nadar y darse cuenta de que eso que parecía el límite no lo era.

Nadar puede ser hipnótico como esta condenada persecución de la pelota.

 

La imagen de la cabecera es del comic “Le goût du chlore” de Bastien Vivès.

La persecución de la pelota es de Thoka Maer. En su página It’s no biggie hay más, no tan veraniegos…

gershwin-1
“It was on the train, with its steely rhythms, its rattle-ty bang that is often so stimulating to a composer.‚.‚.‚. I frequently hear music in the very heart of noise. And then I suddenly heard—and even saw on paper—the complete construction of the rhapsody from beginning to end.”

Source: George Gershwin: He Got Rhythm

social media demographics

La primera clase del curso de Infografías impartido por Alberto Cairo en el Knight Center consistía en analizar un grupo de infografías. Entre ellas se encontraba esta representación visual de la distribución demográfica de usuarios en las redes sociales (ver original)

social-media-demographics-infographic_cutoff

 

Representadas a modo de planetas, las distintas redes muestran la distribución de usuarios en función del género, la edad, el nivel de educación y de ingresos. Además, el gráfico incluye otros datos adicionales como la media de tiempo empleado en el sitio o la media de visitas en un mes.

El tamaño de la red se refleja en el tamaño del planeta y la distribución de los distintos porcentajes se muestra en gráficos de área circular representando cada grupo por el código de color indicado en la cabecera.

El análisis

El primer problema a la hora de leer el gráfico es la pérdida de referencia. ¿Qué color correspondía a qué? Una vez empiezas a recorrer el gráfico hacia abajo se pierde la compleja leyenda de la cabecera, obligando al lector a volver una y otra vez al inicio de la imagen.

En segundo lugar, la comparación de valores entre las distintas redes resulta muy costosa debido a la  elección de gráficos de área y su distribución en distintos niveles de la composición. Contestar a la sencilla pregunta de qué red tiene el mayor porcentaje de mujeres o de usuarios jóvenes requiere de lápiz y papel al lado del ordenador.

Si bien los datos utilizados son interesantes para hacerse una idea del perfil socio demográfico de los usuarios de estas redes, se echan en falta otros valores de referencia como el número total de usuarios en internet para disponer de un porcentaje relativo del tamaño de cada una de las redes. Asimismo, no se explota la posibilidad de combinar variables para descubrir patrones de relación entre las distintas categorías de perfiles de usuario.

Por último, la gráfica carece de línea narrativa que sirva de apoyo al lector para entender lo que está viendo. El aspecto gráfico prima sobre el informativo.

La propuesta

El primer paso para rehacer la visualización fue tabular los datos y obtener otros valores de referencia que me permitieran relativizar los números. Hacerse a la idea de lo que representan 845 millones de usuarios frente a 4,5 me resultaba complicado sin relativizarlos.

La tabulación de datos me permitió jugar con distintas combinaciones para ver si presentando conjuntamente algunas de las variables podía descubrir patrones o relaciones nuevas. Las nuevas variables que incluí fueron:

  • número total de personas con acceso a internet
  • porcentaje de personas con acceso a internet presentes en cada una de las redes
  • año de creación de cada red social

También fue necesario hacer un filtrado de datos y decidir si excluía alguno. Las medias de tiempo y visitas se quedaron fuera porque, a mi entender, pertenecen a la categoría de uso de las redes y decidí que mi visualización se centrara únicamente en las características sociodemográficas. También influyó la inconsistencia de los datos adicionales: en algunas redes se mostraban las ocupaciones más habituales de los usuarios y otras las regiones de acceso más frecuentes a la red.

Con los datos que tenía debía decidir la historia que quería contar con la visualización y el valor que podían aportar las gráficas frente a los datos tabulados.  El objetivo principal de la propuesta se convirtió en permitir la comparación de valores por categorías y explorar las distintas correlaciones que podían existir entre la distribución de grupos de edad y el año de creación de la red, así como la relación entre niveles de estudios e ingresos económicos.

Cada una de las secciones de la visualización está encabezada por un pequeño resumen que guía la lectura de los gráficos. El tipo de gráficos elegido (barras, puntos y líneas) permite la comparación por alturas y se apoyan en una red de referencia para ubicar los valores en intervalos de 10 unidades.

En algunas variables he incluído el valor numérico (niveles de estudios), en otras tan sólo he señalado los valores máximos de cada grupo (distribución por grupos de edad). La principal razón para no incluir todos los valores numéricos ha sido la legibilidad, limpiar los gráficos de pequeñas manchas que exigían aumentar el tamaño de la visualización para ser leídas. Esto le resta exactitud a la gráfica pero creo que facilita identificar máximos y mínimos y ver tendencias.

Por ejemplo, la gráfica de distribución por grupos de edad está inspirada en las clásicas representaciones de pirámides poblacionales. En este caso, las pirámides están giradas 90 grados y cortadas por la mitad por motivos de composición visual. Los máximos de cada grupo están señalados por un triángulo de color y la leyenda de cada grupo está dentro del foco de la gráfica. Los números totales y relativos de usuarios de cada red se presentan a continuación para hacerse a la idea de la dimensión de cada comunidad. De un vistazo el lector puede ver la homogeneidad en la distribución en Reddit y o la notable diferencia entre la edad de usuarios de Facebook o Google+.

distribucion grupos edad

Respecto a los recursos visuales, he intentado evitar cualquier tipo de metáfora y utilizar únicamente elementos geométricos básicos (líneas, círculos, triángulos y rectángulos) para centrar la lectura. Lo más problemático ha sido el uso de cuadrados y círculos para indicar los porcentajes de hombres y mujeres. Esta gráfica no incluye los valores numéricos y creo que puede resultar difícil ver si el punto lo marcan los bordes de la figura o su centro.

Por ejemplo, el porcentaje de hombres en Facebook. ¿está más cerca de 40 o de 45? El valor real es 43, marcado por el centro de la figura. Las líneas que unen los círculos y los cuadrados intentan dar una pista de esta referencia pero no estoy segura de que lo hagan. Las líneas, sin embargo, sí creo que son de gran ayuda para identificar rápidamente la tendencia en cada red y su altura ayuda a ver dónde se dan las mayores diferencias.

distribucion por genero

 

Por último, los colores se reducen al rojo para marcar la línea del 50% en el eje vertical y el verde para señalar valores máximos. Sin embargo, en la última gráfica se combinan 4 valores diferentes y fue necesario incluir más colores para distinguir más fácilmente cada uno de los grupos. Es la más compleja de todas y la única que incluye los valores numéricos de cada variable. La razón es que los tamaños de las barras eran muy similares entre sí y creo que los números son útiles aquí para ver las diferencias de cada grupo.

estudios-ingresos

El resultado final tiene dos versiones: fondo oscuro y fondo claro. Quería probar cuál era más sencilla de leer en función del fondo. Creo que las gráficas funcionan de la parte superior funcionan mejor con el fondo oscuro pero la última es más legible con el fondo claro, especialmente los valores numéricos de cada barra.

SOCIAL MEDIA DEMOGRAFICS_b-01

SOCIAL MEDIA DEMOGRAFICS_c-02

 

notch

¿Cansado de los gráficos de barras y las roscas de colores para ver tu rendimiento? Notch propone otra forma de visualizar la información recogida por tu dispositivo de entrenamiento (Fitbit, Runkeeper o bodymedia) y las convierte en una historia de dibujos animados donde el protagonista eres tú.

Imagino que en un intento por buscar nuevos detonantes para la motivación, Notch ha echado mano a un particular sentido del humor que, te guste más o menos, añade una capa de emoción distinta al feedback general de los dispositivos de monitorización.

moving-violation

 

El alta en el servicio también quiere ser diferente, aunque no está muy claro a dónde van con esa mezcla de formulario de colegio y presentación de terapia de grupo…

formulario de registro notch

quino_terceno

Ahora que los blogs son portfolios o revistas, que la fiebre por compartir ideas se ha trasladado a otras redes con menos caracteres, es una alegría asistir al nacimiento de un nuevo blog old school.

Uno de esos blogs que no cortan y pegan trocitos de textos prestados para rellenar el contenido sino que aporta contenido original, enriquecedor y con la opinión propia de quien está detrás de la pantalla. Es decir, un blog que lleva tiempo, que “se construye y evoluciona”.

Red is the fastest color, además de mentira, es el blog de Quino Terceño, diseñador, fotógrafo y ciclista, entre otras cosas. Aficiones y necesidades que combina con otras actividades como ver la tele.

Pues vaya mérito, no? Lo de ver la tele digo.

Afortunadamente todavía queda gente capaz de mantener el cerebro despierto delante del aparato y saltar de un documental a Azorín para defender el diseño como una necesidad más allá del aspecto y el ornamento. (*)

Toda una declaración de principios sin imposturas. Doy fe.

Ahora esperemos que Quino vuelva a pasar por Red is the fastest color y así como es él, como el que no quiere la cosa, nos deje otro pedacito de opinión para releer.

(*) Sí, todavía estamos ahí. Lo vemos cada día que nos sentamos con los familiares de los sobrinos que saben utilizar el photoshop.

 

 

 

kynodontas poster

Hay muchos motivos por los que una película puede pasar a la historia y hacer famosos a directores, actores o guionistas. Pocas veces trasciende nadie más lejos de los círculos más especializados. La dirección creativa, la fotografía, el vestuario, los efectos especiales, la música… ¿cuántos nombres puedes recordar asociados a grandes películas?

Algo parecido ocurre con los carteles de cine, convertidos en una pieza más de la maquinaria publicitaria, sus autores son totalmente invisibles. Al margen de excepciones como Saul Bass u Olly Moss, los carteles de cine se venden y coleccionan como objetos anónimos.

Identificar a la persona detrás de un cartel de cine no se resuelve con una búsqueda en google del tipo “diseñador cartel canino película”. Qué va.

Busca la película en IMDB, busca entre los títulos de crédito, busca en español, en inglés, en el idioma original de la película (al menos el título). Busca en blogs, en noticias, entre los comentarios de los blogs y las noticias. Y quizás, si alguien se ha molestado en ponerle nombre a la persona que parió el cartel, llegues a localizar el nombre de un estudio en un artículo sobre diseño generalista y así acabes sabiendo que Vasilis Marmatakis es el autor del cartel de Kynodontas (Canino).

Al menos el autor de uno de ellos (el primero) porque a veces lo de los carteles de cine parece la casa de tócame roque. Lo del último no tiene nombre. Casi mejor.

kynodontas-944576l

 

canino-cartel[1]

 

Dogtooth_Kynodontas-964964330-large

canino

dogtooth_ver3

936full-dogtooth-poster

canino_0

 

Sin duda, mi motor favorito de entre todas las miniaturas de Boehm y probablemente uno de los menos ruidosos.

Me encanta que las pequeñas reproducciones de motores Stirling se entreguen desmontadas y que te puedas sentir como una mini ingeniera durante unas horas.

stirling

Debe de ser mágico terminar de ensamblar las piezas, encender la mecha y ver cómo se pone en movimiento.

stirling instructions

Mi primer contacto con el trabajo de Leos Carax me provocó una sensación de timo agudo durante y después de ver la película. Sin embargo, Holy motors necesita reposo. Un rato para odiar haberla visto, o todo lo contrario, y empieza a hacer efecto.

Ya no se ve el cine de la misma manera después de esta película. Holy motors no reinventa el cine pero lo revienta, lo cuestiona y lo saca de la sala donde todos duermen. O están muertos.

“In this world I invented, it’s a way of telling the experience of a life without using a classical narrative, without using flashbacks. It’s trying to have the whole range of human experience in a day.” (Leos Carax interviewed by Indiwire)

La Asociación de Críticos de los Ángeles le entregó este año el premio a la mejor película en idioma extranjero. Y Carax entregó a la Asociación de Críticos su propia versión de carta de agradecimiento.

 

etsy

If you work in service design, whether digital or not, and you think things can always be better, you should watch this slideshow.

It’ll show how Etsy care about their users and their community, and how they’ve learn to run experiments and gather data to make things better.

Main highlights:

  • Think about the effects on your users
  • Challenge your assumptions
  • Break design goals into small experimentations
  • One thing at a time
  • Plan on being wrong