Con el revuelo que ha conseguido montar Wyoming desde su programa con el “auténtico” video falso, como diría Horcajo, he podido disfrutar de un poco de sofisticación televisiva en la que el cómo se convierte en el qué.

Si el equipo de Wyoming hubiera optado por llevar a cabo una concienzuda investigación sobre el funcionamiento de un programa para desprestigiarlo (porque al fin y al cabo eso es lo que buscaban además de un buen buzz), probablemente hubieran terminado con un montón de datos e hipótesis inconexas que no le servirían ni para hacer una broma.

Sin embargo, optando por la versión troyana del vídeo filtrado han conseguido convertir el cómo en el qué. El cómo reaccionó el programa de Intereconomía publicando el vídeo de Wyoming sin contrastar el contenido deja en evidencia a un programa que criticó a la aludida becaria por su falta de profesionalidad como periodista. El cómo plantearon el experimento desde El Intermedio era también una firma del propio programa y del carácter que siempre ha mostrado el Wyoming en pantalla, haciéndose pasar por la caricatura de un personaje que no es (al parecer, porque no lo he cotejado conociéndole personalmente…).

La bromita ha abierto (aún más) la herida de la intrusión profesional en el periodismo, como si no tuvieran ya bastante con los bloggers y el citizen journalism, ahora vienen (o vuelven) unos “comediantes” a darles lecciones, además de contenidos.

Más allá del debate lanzado sobre la profesión de los periodistas (que parecen estar de annus horribilis), lo que me hubiera encantado es que la autenticidad del vídeo hubiera sido desvelada en internet por los propios usuarios, como ocurre con otros contenidos expuestos a las miradas y a las críticas de todos. Pero ya he dicho que creo que el programa del Wyoming también quería hacer un buzz y no podía dejar que otros le robaran la exclusiva del rapidísimo desenlace.

Quizás la publicación de contenidos esté adoptando ciertas maneras de la creación de software y la primera fuente se convierta en la noticia beta a la espera de que otra persona la desmienta o la critique para convertirse en la noticia 1.0, la que ha sido cotejada, pero poco, y así ir inventando la verdad de las historias.

Leave a Reply

XHTML: You can use these tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>