En febrero de 2004 el New York Times publicaba un artículo en el que descubría que la mayoría de estos sistemas semiautomáticos de regulación del tráfico de Nueva York habían sido desactivados en la década de los 80, sin que esto significara que dejaran de utilizarse. Más allá del efecto placebo o su carácter de vestigio urbanoindustrial, estos dispositivos fueron un intento de regular la movilidad de manera orgánica, según la necesidad.

La movilidad eléctrica de las ciudades parece imparable aunque el desarrollo que tendrán los nuevos sistemas basados en la electricidad y la conectividad de los distintos elementos vinculados al transporte aún es un territorio en exploración, especialmente en lo que se refiere a su implementación a la vida diaria.

La selección de esta semana recoge alguna de estas exploraciones, más o menos aterrizadas en la sociedad.

  • Prioridad al transporte urbano de autobuses: en Vitoria, con la instalación de un sistema de GPS que detecta la presencia de un autobús en un cruce y modifica las luces para darle preferencia [noticia en prensa]
  • Sistemas de información del transporte urbano con una mayor autonomía energética y frecuencia de actualización como los paneles de información en las paradas de autobuses urbanos instalados en Cataluña como resultado de un proyecto entre la empresa Capmar y el IED [+ info]

Aunque la idea original era bastante más atractiva y futurista en cuanto a solución formal [+ info]

  • Cargadores urbanos para coches eléctricos, otro ocupante más de los espacios peatonales junto a máquinas de cobro por estacionamiento, bolardos, soportes publicitarios… La imagen que ha dado la vuelta al mundo: la Wattstation, presentada por General Electrics, y que además de ser de diseño y firmado por Yves Behar presume de disminuir el tiempo de carga, ser resistente a cualquier clima y personalizable al entorno de cada ciudad (me encanta este último detalle…)

En Madrid y otras ciudades españolas que participan en el plan Movele, también están pensando en este tipo de cargadores de bordillo pero aprovechando otro tipo de mobiliario urbano preexistente…

De nuevo el tema de la rápidez en la carga se convierte en un factor clave y desde Japón ya se ha anunciado el desarrollo de un sistema que permite cargar más del 50% de la batería de un coche en menos de 5 minutos [+ info en ison y en la página de los fabricantes japoneses]

Y las electrolineras, ¿cómo serán? Esos momentos en los que la estación de servicio permanecía cerrada por la descarga del camión cisterna parece que desaparecerán. Todo apunta a que serán lugares de recarga autónomos con sus propias fuentes de energía solar y eólica.

En Vigo se ha inaugurado una electrolinera este mismo mes dentro de un aparcamiento subterráneo y con un aspecto más “discreto” que la imagen anterior. La idea del subtérraneo está condicionada al tiempo de recarga de los vehículos, unas 8 horas aproximadamente.

La idea, o palabra, de electrolinera proviene de BetterPlace, la compañía responsable de la primera electrolinera del mundo en Japón, una estación en Yokohama que en una hora podía cambiar la batería agotada de un coche eléctrico por otra nueva.

El fundador de Better Place, Shai Agassi, es el hombre que parece conocer todas las respuestas sobre la conveniencia de dar el paso hacia un nuevo modelo de negocio basado en los coches eléctricos y el alquiler de las baterías. La charla que realizó en TED el pasado año contiene una buena cantidad de argumentos en datos relacionados con consumo energético, huella ecológica y, lo más mundano: el precio de la “electrolina”. En Estados Unidos las cifras varían entre 2 y 4 dólares , aunque la experiencia en Vigo nos deja otras cifras: 5 euros para una batería de 150 km de autonomía, y los precios varían según el momento de la recarga, más cara durante el día que por la noche.

Lo que más me llama la atención es que después de tantos años desarrollando dispositivos “electrodependientes” como ordenadores o teléfonos móviles, hayan tenido que ser los coches los que vayan a llenar de enchufes las ciudades sin que podamos utilizarlos para el resto de dispositivos. ¿Para cuándo mobiliario urbano donde cargar el resto de objetos eléctricos? Al parecer los que tienen diseños planteados en esta dirección no terminan de publicarlos, así que no se puede acabar de contar el weekpick de la ciudad eléctrica…

Leave a Reply

XHTML: You can use these tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>